La Alcaldía de Santiago colapsa en la gestión de los desechos sólidos.

image_pdfimage_print

El problema de la Basura es  administrativo de una gestión que luce sin Rumbo.

Por Nelson Reyes Estrella
Secretario de Comunicaciones de la SOECI.

cropped-logosoeci.jpgSantiago de los Caballeros: El municipio de Santiago ha perdido la mística que le caracterizaba en épocas anteriores, donde familia con una visión integral enarbolaban los valores y la organización que caracterizaba la segunda urbe más importante del país. Esta carencia de visión y la falta de una gerencia estratégica han sumergido la ciudad corazón en el cao, el abandono y el desorden que vemos en la actualidad.

Con una población de 691,262 (594,539 urbana y 96,723 rural) en el municipio de acuerdo a los datos del último censo de población y vivienda, la metrópoli más importante del Cibao y solo detrás de la capital dominicana en población y tercera en espacio territorial en los últimos años ha crecido de forma desorganizada, producto de las grandes cantidades de migrantes que se han establecido en la ciudad y la falta de gestión de la alcaldía y otras dependencia del Estado que promueven y crean leyes y reglamentos, pero que ni ellos cumplen.

Uno de los problemas que más llama la atención del municipio es la gestión de los desechos sólidos provocando esto enfermedades entre los ciudadanos, tales como: contaminación del agua que de acuerdo a estadísticas del ministerio de salud pública, 3 de cada 4 personas que visitan un centro de Salud lo hacen por problemas relacionado a la contaminación del agua, que es producido por el cúmulo de basura y otros males.

Santiago produce a diario mil 700 toneladas de desperdicios sólidos, pero por la incapacidad del Ayuntamiento y las empresas que manejan la recogida de desechos dejan de retirar al menos el 30% de los desechos de las calles. Esto provoca que en cada Barrio se improvisen vertederos provocando enfermedades en la población y el deterioro de la visión de la metrópoli.

No se puede negar el esfuerzo que ha hecho la alcaldía por transformar el entorno del municipio, haciendo obra que es evidente que no le corresponde, y por eso se ha quemado en lo más importante para las alcaldías, la recogida de basura. Desde la llegada del actual titular al ayuntamiento en el 2010 se pensó que el problema de la basura sería un asunto del pasado, se recuerda el operativo en la transición, pero todo quedó ahí y Santiago ha estado permanentemente sumergido en la basura y un evidente deterioro progresivo en el caso de la basura. Esto ha destruido la buena imagen del municipio y lo ha convertido en unos de los municipios más insalubres de la República Dominicana.

En varias ocasiones se ha solicitado que se declare la ciudad en estado de emergencia y como todos saben a inicio del presente mes de enero el director regional del ministerio de medio ambiente con asiento en Santiago declaró la emergencia y notificó al cabildo ante la procuraduría de Medio ambiente.

Propuesta para gestionar estratégicamente la Basura:
Programa Permanente de Basura Cero.

En una combinación entre empleados y voluntarios del cabildo y las organizaciones no gubernamentales de Santiago se podrían implementar un programa de gestión de los residuos del municipio que permanezca y no responda a las necesidades de una administración en particular.
Este programa consistiría en educación y recolección de los desechos de las diferentes localidades de los barrios y urbanizaciones. Se pueden considerar 10,000 voluntarios (Universidades colegios, escuelas, ONGs, empresas participarían) para distribuirlo en todos los barrios y de esta manera concientizar a la población sobre el manejo correcto de los desechos.

Utilización de los medios de comunicación y guagua anunciadora.

Se debe diseñar una campaña temporal hasta que la población se acostumbre, utilizando los medios de comunicación y bocina en guagua para llegar a la población anunciándole la hora llegada del camión a la zona y de esta manera la basura sea depositada a la hora correcta, para que el camión pueda transportarla al lugar final.

Funcionarios gestores de los desechos sólidos y empresas contratistas.

Se deben establecer funcionarios capacitados y escogidos mediante concurso público para que se les garanticen permanencia en el cargo a los encargados de gestionar los desechos sólidos en el cabildo.

También se debe establecer un sistema para las empresas que gestionan la recogida de los desechos para que cada vez que se cambie de administración no se cambie la política de recolección de los desechos.

Creación de microempresa para gestionar la Basura.

Los desechos son fuentes de riqueza y puede ser parte del desarrollo de las diferentes comunidades, de esta manera se pueden crear empresa comunitaria para gestionar la basura ante y después de llegar a su lugar final. Con esto se podría crear una estructura empresarial para la producción de abono orgánico y otras para la clasificación de los desechos que se pueden reutilizar (bolsas plásticos, botellas plásticas, entre otras), y buscar nueva alternativa para nuevo usos de esos desechos.

No se puede pensar en el desarrollo sin la presencia de las masas, la microempresa seria dirigida por comunitarios que trabajarían en sus comunidades de origen. Por ejemplo con las bolsas plásticas se puede crear una empresa para la venta de bolsas para utilizarla para la siembra de plantas y orientar los viveros para que compren este tipo de funda que pueden ser preparadas para eso.

Compromiso empresarial de las empresas contaminantes.

Es indispensable y obligatorio la participación de las empresas, el principio el que contamina paga se debe implementar y las empresas son contaminantes internacionales, existen experiencias de empresas en la gestión de las botellas vidrios y estas experiencias se pueden experimentar con otras empresas y otros tipos de desechos. Las embazadoras de agua por ejemplo, no se entiende porque una botella plástica se le dé un solo uso; el concejo de regidores debe legislar para que las empresas que producen agua compren y la vuelvan a reutilizar y eso se podría hacer con otras empresas.

En el caso de las bolsas plásticas se debe hacer un compromiso para que las tiendas y colmados que son lo que más producen inicien un cambios de ese tipo de plásticos por otro que provoque meno daños al ecosistema y también se puede disminuir la emisión de bolsa, incluso esto debe ser por resolución de los regidores.

Etiquetado en:,