RECHAZAMOS AMPLIACION DE LA CARCEL DE RAFEY

image_pdfimage_print

Belkis García, Presidente y Luis Polanco, Director Ejecutivo.

La Sociedad Ecológica del Cibao, Inc. SOECI, reitera su rechazo categórico a la ampliación de la Cárcel de Rafey, por estar ubicada  en la ribera, una zona de inundación del río Yaque del Norte, un espacio extremadamente peligroso por tratarse del borde exterior y la zona de disipación de energía del gran meandro de Santiago.

El sistema carcelario se encuentra en el mismo frente del centro del eje del río, dentro de los 30 metros que establece la ley como zona de protección y precisamente donde el río impacta con mayor fortaleza  en momentos de crecidas. Es por esa razón que cada vez que crece el río hay que salir estrepitosamente con todos los internos para llevarlos a refugios más seguros, por esa razón siempre hemos reclamado la reubicación de dicho centro penitenciario.

La población de Santiago y la Región del Cibao no podemos continuar permitiendo ubicar sus infraestructuras estratégicas en las zonas de mayor vulnerabilidad y riesgo, pareciere haber perdido totalmente el sentido de humanidad y sensibilidad ambiental. Es como si el desorden fuera la forma como se ordena el territorio.

Lo peor de todo es que a pesar de las advertencias realizadas a la  propia  Procuraduría  General de la República, se ha hecho caso omiso en violación de la ley que ellos mismos deben cumplir y hacer cumplir.

Con el deterioro que se observa en la cuenca del río Yaque del Norte, su tendencia es a ser más destructivo en periodo de lluvia o temporadas ciclónicas al reducirse su capacidad de retención de agua por parte de los suelos e incrementarse con más turbulencia el caudal del río,  en ocasiones solo han bastado trescientos  metros cúbicos por segundo para inundarse la citada zona, imaginemos lo desastroso que resulta cuando se trata de miles de metros cúbicos por segundo, como puede suceder.

Con decisiones como esta, no se puede hablar de un Santiago ambientalmente sostenible y seguro por lo que la SOECI, demanda la reubicación de esta cárcel a espacios más seguros y funcional, como el sector conocido como El Naranjo u otro que reúna las condiciones necesarias para tales fines, sobretodo que garantice buen ambiente y la seguridad ciudadana.