Se nos fue un gran Soeciano, Don Julio Mosquea.

image_pdfimage_print

DonjulioSantiago de los Caballeros: Con gran pesar y tristeza despedimos un distinguido miembro de nuestra familia soeciana, Don Julio Mosquea fallecido en Santo Domingo el 25 de enero del 2016, a la edad de 86 años, dejando un gran legado por su entrega a las causas sociales y sobre todo ambientales de Santiago y el resto del país.

Mosquea, un referente ético y moral y fiel promotor de los valores cristianos, dedicó su vida a luchar por una sociedad en valores, siendo ejemplo para las futuras generaciones que lo ven como un modelo para el tránsito por una vida donde solo prime la paz.
En la Sociedad Ecológica del Cibao (SOECI) ocupó varios puesto en la junta directiva, murió siendo parte del comité de ética y disciplina de la institución, pues, a pesar de su avanzada edad siempre estaba dispuesto a representar a SOECI y encabezar las luchas que día a día agenda la institución.

Para mí en particular (Nelson Reyes Estrella) Don Julio será una de las personas a la que siempre recordaré. En realidad es imposible olvidar su acento cuando se expresada correctamente, sus destacada labor y sobre todo el respeto que denotaban sus palabras hacia los demás, confirmando esto que nuestro querido Julio fue una persona que supo entregar amor y trabajar por los mejores intereses de Santiago.

Nos unimos a su familia, especialmente a Doña Eunice, que Dios les dé la fortaleza y le permita adaptarse a vivir sin él, pues, la vida es transitoria y por ese transito quedan las huellas que nada ni nadie puede borrar y esas son las huellas de nuestro amigo y hermano Julio.

Paz a sus alma y sabemos que allá junto con los ángeles que le acompañan seguirá siendo un soeciano, adiós querido amigo, adiós hermano ambientalista, adiós Don Julio.

Reseña biográfica
Julio Emilio Mosquea Jiminian

Nació en nagua el 22 de mayo del 1930. Hijo de Aquilino Mosquea (Don Quilo) y Ramona Jiminián esta murió cuando la tenía 2 años y dos meses y 2 días de nacido, fue criado con su abuela Juana Mosquea, quien le inculco valores cristianos.
Fue monaguillo desde los 11 años.

A sus 15 años ingreso al Seminario menor de Santo Cerro.

En el año 1952 a la edad de 22 años termino su licenciatura en filosofía y letras. En ese mismo año se dirigió al Canadá a estudiar Teología, conjuntamente con los Sacerdotes Misioneros de Sagrado Corazón de Jesús (M.S.C).

No pudo concluir sus estudios por problema de salud. En el 1958, vino al país específicamente a Santiago a la Parroquia Nuestra Señora De La Altagracia Con el Padre Bertrán Lassac a pasa su convalecencia.

En el 1959 solicito su retiro como miembro de la congregación de los Misioneros de Sagrado Corazón de Jesús (M.S.C). Pero continúo como profesor en Seminario Menor de San José de las Matas.

En el año 1952 regreso a Santiago a trabajar con el padre Pablo Steel en la cooperativa la Altagracia. Participando, además; en las actividades en la Parroquia Nuestra Señora De La Altagracia. Y es ahí donde conoce a Eunice Soriano, también participando en las actividades de la iglesia.
En el año 1964 le ofrecieron una beca para estudiar en Alemania para perfeccionar el Cooperativismo.

Dominó 5 idiomas: español, inglés, alemán, francés y portugués.

En el año 1965 trata de regresa al país y es cuando estalla “La guerra del 1965”; entonces tuvo que quedarse año y medio en los Estados Unidos.
Regresa al país en el 1966 y al año siguiente el 9 de septiembre de 1967 contra matrimonio en la Parroquia Nuestra Señora De La Altagracia. Procreando 3 hijas: Juliette, Geisha y Ecilda, dando ejemplo de verdadero cristiano, esposo y padre de familia.
En el año 1972 incursiono en el área de seguros de vida.

Perteneció a grupos sociales y religiosos como son: Cursillistas de Cristiandad, Laicos Misioneros del Sagrado Corazón de Jesús, Adoradores Religiosos, Colaborador del Periódico Camino y de la Sociedad Ecológica del Cibao (Soeci), formando parte de la directiva por varios años de esta última.
Todas estas actividades la compartían felizmente con su querida y adorada esposa Eunice que al igual que don Julio es una soeciana de grandes ligas (su media mitad).

Finalmente después de una larga vida llena de amor y entrega a la causas más justa dentro de la cristiandad, las luchas ecologistas don Julio Falleció en Santo Domingo el 25 de enero del 2016 a la edad de 86 años.