Sociedad Ecológica del Cibao, Inc (SOECI)

SOECI Rechaza intento de relleno de Humedal, privatización de Playa Encuentro en Cabarete Puerto Plata y la Pretensión de apoderarse de terreno dejado por el río Yasica.

image_pdfimage_print

En la foto: Belkis García, Olmedo León y Rosuel Abreu de SOECI y Michel Gay representando a los comunitarios de Cabarete.

Para la Sociedad Ecológica del Cibao (SOECI) es de profunda preocupación las violaciones ambientales que se vienen escenificando en la provincia de Puerto Plata en los últimos años. Sabemos la importancia que es el desarrollo de esta provincia costera, también para el país, por eso rechazamos todo intento de usurpar ecosistemas que son fundamentales para la calidad de vida de los ciudadanos y para la preservación de nuestros recursos naturales y con esto el desarrollo sostenible.

Los humedales son ecosistemas que están protegidos por acuerdos internacionales, tal es el caso de la convención de Ramsar tratado gubernamental que busca proteger los humedales, no obstante, en todo el territorio nacional hemos visto desaparecer cientos de estos ante la mirada indiferente de las autoridades, en ocasiones ellos mismos son aliados de los destructores.

En el caso de Puerto Plata, desde la SOECI recordamos que el proyecto en la Laguna Cabarete fue rechazado por dos ministros anteriores ( Lic. Jaime David Fernández y Francisco Domínguez Brito), aun así, siguen los intentos y violaciones en estos importantes espacios.

Asimismo, rechazamos la pretensión de querer privatizar Playa Encuentro y de adueñarse de más de 36 mil metros de terreno que han sido dejados por el aluvión del Rio Yàsica.

A esto agregamos la deforestación de la Loma Isabel de Torres y del Diego de Ocampo para construcción de casa de veraneo y otras actividades criminales, tanto en la vertiente Norte (Puerto Plata) como la Parte Sur (Santiago), esto impacta directa y negativamente los diferentes ríos que dan vida a la provincia. Con todas estas problemáticas es para declarar a Puerto Plata en estado de emergencia ambiental.

Apoyamos la lucha comunitaria y rechazamos rotundamente los intentos de inhabilitarlos de forma ilegal, arbitraria y atropellante; demandamos justicia para que estos espacios públicos sean preservados.

Aprovechamos para invitar a nuestros amigos de la prensa nacional a visitar las diferentes zonas con el propósito de investigar a profundidad los hechos y convertirse en promotores de las denuncias, para evitar que los malos dominicanos junto a extranjeros que utilizan sus influencias, se adueñen de estos espacios públicos y destruyan el equilibrio ambiental que ponen en peligro el desarrollo sostenible de nuestro país.

Finalmente, hacemos un llamado a la reflexión y a la sabiduría de las autoridades provinciales y nacionales, para que no se coloque el bien individual por encima del bien colectivo.